Biotical Health es uno de los pocos laboratorios centrados en el microbioma desde el desarrollo a la comercialización, unificando probióticos y productos sanitarios de diagnóstico in vitro en un solo concepto. Sus responsables se muestran seguros de que el profesional de salud los va a acoger con entusiasmo porque están avalados por su calidad, evidencia y rigor científico. Apuesta por llevar al mercado cepas probióticas específicas para patologías concretas.

Biotical Health es un laboratorio español dedicado íntegramente a la fabricación, desarrollo y comercialización de productos relacionados con el microbioma, unificando probióticos y productos sanitarios de diagnóstico in vitro en un solo concepto, ofreciendo además un posicionamiento de especialización claro para profesionales de la salud y consumidores. María González, su Chief Marketing Officer, nos explica que ésta es una compañía familiar fundada en 2018 que apuesta, por un lado, «por llevar al mercado cepas probióticas específicas para patologías concretas» que estén «basadas en el rigor científico y en la calidad«. Identificaron que había un gran potencial en España en este sentido y que todavía quedaba un desarrollo.

Por otro lado, ya que Biotical tiene dos unidades de negocio, «en el diagnóstico del propio microbioma«. Prevén que va a ser una herramienta fundamental, «ya lo está siendo«, sobre todo de cara al futuro. En definitiva, han aunado estos dos conceptos, que tienen el origen y el sentido del microbioma, en una misma empresa.

El primer probiótico que han lanzado recientemente, Probactis Strep® y Probactis Strep® Kids, está dirigido a las vías respiratorias altas. «Es un probiótico focalizado y centrado en las vías respiratorias altas, en las infecciones bacterianas de amplio espectro de oído y garganta. Es un producto muy innovador, con un mecanismo de acción muy característico. La cepa de Probactis Strep® produce una serie de sustancias antimicrobianas denominadas bacteriocinas que ayudan a nuestro sistema inmunitario oral a combatir los patógenos bacterianos infecciosos«, indica María González. Insiste en que el enfoque probiótico de la compañía es «lanzar cepas específicas para patologías concretas«. Es decir, no es un probiótico que tenga un elevado número de cepas y por este simple hecho ya se presuponga que es beneficioso sin haber un estudio clínico específico para la dolencia para la que se recomienda. «Nosotros vamos a una patología concreta focalizándonos en calidad vs cantidad. Son cepas con un fuerte rigor científico detrás, y una gran evidencia clínica«, remarca. Del mismo modo, comenta que su fuerza de ventas es farmacéutica y médica. Está especializada únicamente en probióticos, ya que su porfolio de productos se compone únicamente de probióticos. Se centran principalmente en farmacéuticos y médicos de pediatría y Atención Primaria. Recuerda que los probióticos están muy bien instaurados en la comunidad pediátrica. La patología a la que se dirigen Probactis Strep® y Probactis Strep® Kids es bastante prevalente en niños, aunque también se da en adultos.

Han querido que conozca el producto en primer lugar el profesional sanitario, ya que dispone de una «fuerte evidencia médica detrás«. Así, el objetivo principal es difundir el producto y el concepto que conlleva su empresa a la comunidad científica, a los médicos y farmacéuticos. «Estamos muy contentos, porque están respondiendo bastante bien. Está gustando, principalmente porque es un producto bastante innovador«, dice.

Respecto a otros planes de futuro inmediatos, María González cita el terminar otros desarrollos que tienen en cartera, en lo que trabajan desde hace tiempo. Adelanta que próximamente habrá dos productos nuevos que serán primordiales para su porfolio. A medio plazo, su intención es contar con una gama de seis o siete productos «muy diferenciadores«. Igualmente, cuando estén asentados en nuestro país y el proyecto esté bien establecido, su idea es saltar al mercado internacional.

Hablamos también con su hermano, Diego GonzálezProduct Developer de Biotical Health. Aclara que los probióticos, son microorganismos vivos que aportan un beneficio a nuestra salud cuando se consumen o se aplican al interactuar con nuestra microbiota. En el mismo concepto, suelen incluirse otros productos que, aunque no son microorganismos vivos, tienen un impacto beneficioso en nuestra microbiota. Por ejemplo, los prebióticos, que son el sustrato de crecimiento de los probióticos, o los paraprobióticos, que son sustancias derivadas de un probiótico, incluso cepas que no están activas, y que poseen un efecto terapéutico. «Los probióticos son el aliado del médico cuando se requiere un abordaje terapéutico, más bien preventivo, que quiera evitar o complementar el uso de fármacos y no son del todo necesarios. Y en casos específicos de ciertos problemas de salud«, declara. Las aplicaciones son muy amplias y cada vez se conocen más: modulación del sistema inmune, protección frente a ciertos patógenos, reducción de los episodios de gastroenteritis o reducción de los síntomas, problemas autoinmunes, obesidad.

Menciona que están apareciendo cada vez más en el mercado nuevas aplicaciones y poco a poco la evidencia clínica ya irá llegando. ¿Por qué médicos y farmacéuticos deberían apostar por los probióticos? Contesta que «la importancia de la microbiota es cada vez más evidente«. A su juicio, «es necesario tenerla en cuenta para abordar ciertos problemas de salud«. Existe una tendencia en el sector salud que llama a evitar la sobremedicación, y más concretamente el uso indiscriminado de antibióticos. «Los probióticos del futuro, algunos que se están desarrollando ahora, serán laboratorios vivos capaces de modular, de proteger, de incorporar ciertos procesos de nuestra microbiota de una forma natural. Desde luego, apostar por los probióticos es apostar por el equilibrio natural de la salud. Lo cierto es que los médicos y los farmacéuticos en su mayoría ya apuesta por los probióticos en determinadas aplicaciones. Un probiótico, una cepa concreta de un microorganismo, cuando se usa en su dosis y en su aplicación específica, ha demostrado ser un aliado seguro y natural en el manejo de muchas enfermedades. La más habitual, y con la que más familiarizados están los médicos, es con la reducción de la diarrea. Pero, hay muchas otras aplicaciones«, asevera. En concreto, Biotical Health apuesta muy fuerte por la microbiota de las vías altas respiratorias.

Diego González advierte de que el mercado «se ha inundado de probióticos que tienen una utilidad dudosa» y que «esto ha despertado algunas suspicacias en el médico y en el farmacéutico«. Por ello, este laboratorio español se ha especializado y sólo comercializa «probióticos con un respaldo robusto y en una aplicación concreta«.

De hecho, es pionero en el desarrollo del concepto APS (Active Probiotic Strains), o lo que es lo mismo, Cepas Probióticas Activas. O sea, cepas seleccionadas genéticamente para poder colonizar de forma efectiva la microbiota del huésped, mediante estrategias de antagonismo microbiano (producción de bacteriocinas y metabolitos específicos). «Cuando empezamos a estudiar el proyecto y los probióticos, las cepas más comunes, vimos que la mayoría de estas cepas no era capaz de colonizar nuestra microbiota de una forma efectiva. Había un efecto terapéutico positivo que se produce durante su consumo, durante el tránsito intestinal, pero que no era duradero. Esto se producía porque no había un nicho en el que estos microorganismos pudieran prosperar. Decidimos investigar microorganismos muy especiales, cepas muy concretas, capaces de modular por sí mismas o con la ayuda de ciertos prebióticos selectivos la microbiota«, expresa. Las Active Probiotic Strains tienen un efecto antagónico frente a otros microorganismos patógenos. Gracias a esto, y con la ayuda de ciertos prebióticos especiales, se puede llevar a cabo una colonización efectiva.

Probactis Strep® es un complemento alimenticio que contiene cultivos de bacterias vivas de Streptococcus salivarius K12 (ATCC BAA-1024), cepa patentada y aislada de la cavidad oral. Ésta es una bacteria que vive en nuestra cavidad bucal, en las vías altas respiratorias, lo que pasa es que cada cepa es distinta. Esta cepa concreta, la K12, se aisló en una persona que era muy resistente a las infecciones bacterianas. Investigando, se descubrió que su resistencia se debía a este Streptococcus salivarius K12, probiótico APS cuyas bacteriocinas naturales evitan el crecimiento de bacterias causantes de infecciones e inflamaciones. Asegura que «este suplemento es ahora mismo la única solución preventiva para casos de infecciones bacterianas de repetición, que es algo bastante habitual en niños y en algunos adultos«.

Le cuestionamos por otros probióticos en los que están trabajando. Informa de que tienen «muy avanzados» los desarrollos de nuevos probióticos de la microbiota de las vías altas respiratorias y en el campo de la inmunidad. Sobre todo, de la inmunidad infantil. Muy pronto, presentarán «una cepa muy especial que podrá ayudar a que la respuesta inmune sea potenciada durante las vacunaciones«. Comunica que harán una serie de «lanzamientos escalonados» desde febrero a septiembre de 2021.

La segunda unidad de negocio centrada en el microbioma de Biotical Health ofrece métodos innovadores de diagnóstico in vitro que se fabrican, desarrollan y comercializan bajo el Reglamento Europeo 98/79/EC para productos sanitarios de diagnóstico in vitro, así como la certificación ISO13485. Sus líneas de test rápidos y Real Time PCR ayudan a mejorar la salud de las personas a través de un diagnóstico rápido y fiable. «Las soluciones de diagnóstico llegaron mucho antes que los probióticos y comparten el campo de desarrollo«, matiza. Ellos se han especializado sobre todo en patógenos respiratorios, posibilitando al profesional sanitario realizar un diagnóstico presuntivo de la infección provocada en muy poco tiempo. Dentro de esto, fabrican un extenso catálogo de test rápidos, desde mucho antes de que haya sido un tema de actualidad por la pandemia del Covid-19. El producto más demandado ahora mismo es el test de antígenos del SARS-CoV-2.

«Creemos que ciertas infecciones leves están infradiagnosticadas debido a los excesivos tiempos que suponen los cultivos y las limitaciones de equipamiento en los pequeños consultorios. No tiene sentido esperar de 15 a 20 días desde una primera consulta para identificar un patógeno común en una gastroenteritis. Cuando llega el resultado, o el paciente ya ha pasado por Urgencias o ya está curado«, reflexiona. El profesional de salud puede emplear esta herramienta para descartar los tres o cuatro patógenos más habituales en la primera visita con estos test. Se va a demandar como solución, ya que en estos momentos todo el mundo está familiarizado con los test.

Fuente Revista IM Farmacias.